Llame ahoraChat

Marco Actual de la Prueba de paternidad

 

El  descubrimiento del ADN abrió la posibilidad de escudriñar dentro de esta macromolécula que contiene los planos biológicos de cualquier ser vivo en lo general, pero también para cada individuo en lo particular. Junto con el posterior desarrollo de tecnologías enfocadas a áreas de salud, agricultura, bioprocesos y la codificación del genoma humano, también se pudieron desarrollar tecnologías que permiten determinar relaciones de parentesco biológico entre individuos.

Aunque los desarrollos de la biotecnología ya benefician de muchas maneras a la humanidad, las pruebas de parentesco o de identificación de personas se han convertido en la forma más común en que se relaciona el individuo y el conocimiento de su propia información genética.

En el año 1988 la AABB reporta que en Estados Unidos se realizaron 77 mil pruebas de paternidad, mientras que en el 2004 reporta 390 mil. Esto es cinco veces mas en 16 años. La tecnología de información, el contenido científico en series de televisión y la difusión de logros científicos han permitido que más personas conozcan la posibilidad de realizar estas pruebas que ofrecen una alta exactitud.

Antes,  el simple hecho de no parecerse al niño era causa de desconocer una paternidad, como también el simple hecho de vivir juntos era prueba de paternidad. Los efectos sicológicos, morales y de subsistencia que cientos de miles de personas sufrieron por no tener certidumbre de sus relaciones de parentesco, ahora pueden ser clarificados gracias a esta biotecnología disponible comercialmente.

Otro uso de gran importancia es la identificación de personas a partir muestras biológicas como auxilio en la asignación o liberación de responsabilidades penales en casos donde es complicado presentar  pruebas testimoniales contundentes.

¿Antes de esta tecnología, cómo se hacía probar la paternidad?