Llame ahoraChat

Título de Blog Sencillo

This is a single blog caption

Identificación mediante ADN en la Historia

LUIS XVII
El corazón. Más de dos siglos estuvieron los expertos especulando sobre si el niño fallecido el 8 de junio de 1795 en la prisión de Temple de París era o no el hijo de los reyes Luis XVI y María Antonieta. En abril de 2000 la ciencia despejó la incógnita analizando el corazón del pequeño, conservado desde entonces: Era el de Luis XVII.

JOSEF MENGELE
El muerto. Una prueba de ADN practicada en 1999 confirmó que el cuerpo enterrado desde 1979 en un cementerio de Ambu (Brasil) con el nombre de Wolfgang Gërhard era efectivamente el del médico nazi del campo de Auschwitz. El ángel de la muerte había fallecido ahogado en el mar. Su ADN se comparó con el de su hijo Rolf.

ANASTASIA
Impostora. Ana Anderson apareció en Berlín en 1924 diciendo que era la gran duquesa Anastasia, hija del zar Nicolás II, y hasta su muerte en 1984 aseguró que había sobrevivido al asesinato de la familia imperial rusa en 1918. La ciencia dio al traste con el mito de Anastasia cuando en 1997 sometió a la prueba de ADN unos huesos hallados en 1991 en una fosa común en los Urales: eran los restos del zar Nicolás II y su familia, Anastasia incluida.

THOMAS JEFFERSON
Paternidad. El ADN desveló también que el tercer presidente de EEUU, Thomas Jefferson (1743-1826), ardiente defensor de la separación de las razas, mantuvo una relación con una esclava negra, Sally Hemings. Al menos el primogénito de la mujer, Eston, era hijo del redactor de la Declaración de Independencia de EEUU.

Dejar una Respuesta