Llame ahoraChat

Título de Blog Sencillo

This is a single blog caption

ADN, mucho más que tres letras

La multiplicidad de ciencias que entran en juego gracias al ADN amerita una explicación de cómo estamos constituidos. Biología, ingeniería y las ciencias jurídicas.¿Unidas o entrelazadas?

“Los ácidos nucleicos son macrocélulas de enorme importancia biológica. Todos los seres vivos contienen dos tipos de ácidos nucleicos: ácido dexirribonucleico (ADN) y ácido ribonucleico (ARN); los virus contienen un solo tipo de ácido nucleico (ADN o ARN). Depósito de la información genética –ADN- es copiada o transcripta en moléculas de ARN mensajero, cuyas secuencias de nucleótidos contienen el código que establece la secuencia de los aminoácidos en las proteínas”, así definía al ADN la especialista e investigadora química, Marina Urrita.

Desde las ciencias Sociales, el periodista Luis Fritas ve en el ADN, “ una molécula muy importante porque almacena y transmite la información genética; es una suerte de ‘documento biológico’ que nos identifica como seres únicos. Es por eso, que la prueba genética de ADN resulta un método casi infalible para la determinación de la filiación y la identidad biológica de una persona”. Fue gracias a este descubrimiento científico, mediante el apoyo de médicos norteamericanos, que en 1984 -en nuestro país- se empezó a utilizar este recurso y se realizaron las primeras pruebas. Tres años más tarde, mediante una ley, se creó el Banco Nacional de datos genéticos. Gracias al examen de ADN se logró restituir a 85 nietos a sus verdaderas familias.

Desde 1984 (primera peritación en el mundo) tomó relevancia capital el análisis comparativo de ADN en el examen forense de identificación de personas y en filiaciones, así como desde 1987, la individualización y la identificación de personas por comparación de su genoma, sin pasar por el genotipo. El grado de certeza alcanza el 99,9% mediante materiales microscópicos (huellas dactilares genéticas), como sangre, cabello, saliva, etc. “Nuestra identidad biológica es un bien que recibimos, somos sólo receptores temporales de un pequeño patrimonio genético que tenemos en guarda durante nuestro pequeño tiempo de vida y que, seguramente, transmitiremos a las futuras generaciones”, como explicó el Doctor en Química Sergio Lozano.

La Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos (UNESCO, 19/10/05) trata las cuestiones éticas relacionadas con la medicina, las ciencias de la vida y las tecnologías conexas aplicadas a los seres humanos, teniendo en cuenta sus dimensiones jurídicas, sociales y ambientales. Procura responder a una verdadera necesidad a medida que se multiplican, a menudo sin un marco regulador, prácticas que traspasan las fronteras nacionales: la realización simultánea en diferentes países de proyectos de investigación y de experimentos en el campo biomédico, la importación y exportación de embriones y células madre embrionarias, de órganos, tejidos y de células, y la circulación transfronteriza de tejidos, de muestras de ADN y de datos genéticos.

Las ciencias jurídicas y el ADN
Una de las cuestiones más polémicas en relación con las pruebas de ADN al servicio de la Justicia en el ámbito penal, fue la creación de bancos de datos con la información resultante de los análisis realizados. Sin embargo, hubo menos objeciones con relación a los bancos de perfiles de ADN de individuos condenados por delitos dolosos graves violentos (contra la vida, la integridad de las personas y la libertad sexual), con fines exclusivos de identificación en relación con posibles delitos futuros (reincidencia criminal: por agresividad, compulsión, etc.).

Desde la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UNLP, explicaron que: “Los derechos fundamentales implicados son: a la libertad física o libertad ambulatoria, a la integridad física, psíquica y espiritual, a la intimidad y a la protección de los datos de carácter personal, a no declarar contra sí mismo y a no confesarse culpable. Principios de legalidad, proporcionalidad y de intervención judicial, al verse afectados de forma diversa derechos fundamentales, tales investigaciones, deben estar reguladas por la ley (principio de legalidad). Garantías. Resolución judicial motivada. Principio de contradicción. Principio de proporcionalidad de sacrificio (medida idónea, necesaria y proporcionada en relación con el fin legítimo perseguido). Menor injerencia posible en la libertad e intimidad de la persona, evitando los exámenes coactivos”.Como se observa la prueba de ADN otorga elementos relevantes a la hora de comprobar o legitimar pruebas que no tienen que ver estrictamente a lo biológico; y como lo dijo Freitas, el ADN es nuestro DNI, pero biológico.

¿Qué tienen que ver la biogenética y la ingeniería?
“Las biotecnologías son la integración de las ciencias naturales y las ciencias de la ingeniería para producir bienes y servicios mediante la replicación de organismos, células o partes de ellas o análogos moleculares”, dijo Roberto Torres Verstallis, del departamento de investigaciones científicas de la Facultad de Ingeniería. La biotecnología de hace 7 mil años de historia, yendo de la (-fermentación de jugos-) a la actual (-transferencia genética horizontal-)en donde todo cambia rápidamente, como los códigos genéticos entre bacterias.

En la actualidad, el objeto de la bioética, “ no se limita a la relación médico-paciente. Comprende la salud pública y las cuestiones políticas, sociales y ambientales vinculadas, así como los conflictos éticos y jurídicos que suscitan las investigaciones y aplicaciones biogenéticas, intentando poner límites a la ambigüedad del progreso biotecnológico con el fin de proteger el respeto de la vida, la dignidad de la persona y la vigencia de los derechos humanos”.

Muchas veces escuchamos mencionar la palabra “ADN”: desde una película, una publicidad, un programa de televisión o en una emisión radial, en un artículo periodístico, y hasta en novelas de ficción. Como dice el título de este informe, ADN son mucho más que tres letras y dejó de ser una expresión etérea para instalarse como una categoría más, de las muchas que modulan el mundo contemporáneo.

Por Manuel Domínguez

1 Respuesta

Dejar una Respuesta