Llame ahoraChat

Título de Blog Sencillo

This is a single blog caption

ADN en crímenes, masacres y catástrofes

Dra. Primarosa Chieri

HUESOS Y DIENTES
Siglo XX. Un siglo caracterizado por los grandes avances científicos y tecnológicos, pero también caracterizado por un mayor ascenso de crímenes, catástrofes y masacres. Ambos eventos íntimamente vinculados con el quehacer diario de la Justicia y de los laboratorios forenses.

Podemos mencionar tres importantes acontecimientos relacionados con las investigaciones de la identidad de las personas en casos civiles y penales. El primero fue a partir de determinaciones químicas como la de los grupos sanguíneos, las proteínas y el HLA, entre las mas importantes. El segundo fue la aparición de dos técnicas moleculares denominadas “ADN FINGERPRINT” y “TIPIFICACION DEL ADN”. Hoy asistimos con gran asombro al tercer acontecimiento tecnológico en materia de identidad forense, a partir de una nueva técnica denominada PCR (Reacción en cadena de la polimerasa) la cual permite multiplicar el ADN millones de veces, y así poder lograr a partir de una muestra ínfima, su análisis y secuenciamiento.
A la altura de estos conocimientos no podemos omitir hablar del uso del ADN mitocondrial (ADNmt) pues justamente es este el procedimiento de elección cuando se requiere la identificación de restos humanos con un alto grado de deterioro, dado por las condiciones del medio ambiente, ej. cadáveres abandonados, catástrofes con alto grado de carbonización de los restos o grandes masacres. En estas circunstancias las investigaciones genéticas consiguen comparar el ADN de las víctimas, con el perfil genético de sus familiares, obteniéndose o no la coincidencia que se conoce técnicamente como el “matching” de las muestras.
Es muy frecuente que los restos biológicos forenses sean extremadamente escasos, a pesar de ello la aplicación de la técnica del ADN mitocondrial y PCR, permite aportar pruebas fundamentales en casos que hasta hace muy poco tiempo la ciencia forense no hubiera podido resolver jamas.
En relación a esto creemos demostrativo mencionar un trabajo publicado en el “Congreso Internacional de la Sociedad Homogenetica Forense” en el que fue posible analizar el ADN mitocondrial a partir de un solo espermatozoide. El mismo fue tomado de un extendido microscópico hecho a partir un hisopado rectal de la víctima, de sexo masculino. En este caso particular los resultados demostraron que el ADN extraído no pertenecía ni a la víctima ni al sospechoso arrestado.
Otra fuente que ha mostrado ser rica en ADN preservado o sea factible de ser analizado, es la pulpa dentaría, siempre que los dientes no hayan sido expuestos a temperaturas extremas por varios minutos o permanecido durante tiempo prolongado en aguas dulces o saladas. Expertos en diferentes disciplinas fueron solicitados para poder instrumentar la identificación de ochenta individuos pertenecientes a una secta religiosa residente en Waco, Texas, USA., que murieron por la acción del fuego. El caso fue publicitado por toda la prensa mundial como el “Desastre de Waco”. Aproximadamente el 50 % de las víctimas fueron identificadas por métodos convencionales llevados a cabo por patólogos, antropólogos y expertos en impresiones digitales y dentistas forenses. Como consecuencia de la descomposición y de la incineración, muchas de ellas no pudieron ser identificadas por estos métodos, debiéndose recurrir a las pruebas genéticas. Las muestras fueron analizadas por PCR y ADN mitocondrial, por el hecho de hallarse en grados extremos de degradación. Los restos humanos en estos casos habían sido sometidos al fuego, tal como lo indico la ínfima cantidad de ADN que se pudo recuperar. Sin la participación de esta nueva tecnología, mas de la mitad de los individuos que perecieron en el centro Monte Carmel de la secta Davidiana en Waco, no podrían haber sido identificados.
Otro caso reciente fue el de un accidente aéreo ocurrido en la ciudad de Bruselas, Bélgica, donde se solicito la identificación por pruebas de ADN de ocho víctimas de las que no existían rastros morfológicos. En esta investigación se extrajo el ADN de los dientes pertenecientes a fragmentos de mandíbulas no identificadas, las cuales habían sido conservadas por casi tres meses a 4 ºC. Las tipificaciones del ADN de los restos hallados comparados con el ADN de los familiares reclamantes, hasta el momento han formalmente podido identificar ya a una de ellas.
En la Argentina, a nivel oficial se aplicaron estas técnicas sobre los restos de las personas no identificadas en los atentados perpetrados contra la Embajada de Israel en Bs. As, y la AMIA en 1994.
En relación a los estudios de ADN vinculados con la historia del crimen, Alec Jeffrey logra identificar el verdadero culpable de un hecho ocurrido en dos pequeñas aldeas de Inglaterra, situadas al este de Mydland. Con diferencia de tres años, se llevaron a cabo dos homicidios con violación. Este caso es de particular interés pues el sospechoso detenido por la policía luego de su confesión, resulto no ser el verdadero culpable, convirtiéndose en el primer caso de liberación de una persona confesa de un crimen. Luego de una intensa búsqueda, donde se investigo el ADN de 500 individuos sospechosos, se pudo identificar al verdadero asesino por el hecho de que su perfil de ADN coincidía con el ADN obtenido de las muestras de semen halladas en ambas víctimas.
A partir de entonces la Policía Británica (Scotland Yard) y las agencias gubernamentales de los Estados Unidos comenzaron una intensa campaña para implementar este tipo de determinaciones. Desde 1993 se realizaron en los Estados Unidos mas de 140.000 investigaciones de ADN a partir de muestras de convictos, y mas de 31 estados crearon leyes de “Banco de datos para el ADN forense” La creación de estos bancos de ADN establecen la recolección, análisis y archivo del ADN de determinada categoría de criminales. Esto permite la rápida localización de sospechosos en aquellos casos en los que hay disponibilidad de muestras biológicas. En setiembre de 1994, se firmó en los Estados Unidos la llamada ” Acta de Identificación de ADN” como parte de la legislación federal del crimen, la cual autoriza al FBI a establecer un registro nacional de identificación del ADN. Este registro se conoce con el nombre de CODIS (Combined DNA Identification System). A través de CODIS los bancos de ADN de los Estados Unidos podrán intercambiar sus datos de modo tal, que el sospechoso quede identificado y vinculado a casos no resueltos. La creación de un mayor numero de “Centros Científicos Forenses” a lo largo del territorio Argentino seguramente contribuiría en una forma mas rápida y económica al esclarecimiento de horrorosos crímenes, como el de Catamarca entre otros. Conjuntamente seria importante crear también, al igual que otros países del mundo, un Banco de datos de ADN de la población carcelaria, de incalculable valor para la identificación de restos humanos hallados en crímenes o masacres, como la recientemente vivida en Sierra Chica.

5 Respuestas

  1. Ida1@prtc.net'

    Hola, necesito que me ayuden a contestar esta pregunta para un informe y dice así: Discutir cómo serían los resultados en el Analisis de Huella Dactilar de ADN con enzimas de restricción cuando se utiliza una muestra de sangre, si el sospechoso hubiese recibido un transplante de médula ósea después del crimen; ¿qué otra muestra y prueba confirmatoria se sugiere utilizar a la luz de los resultados?

  2. llanerasolitaria@terra.com.co'
    marlin gisela

    Hola, yo estudio criminalistica, apenas estoy empezando, necesito saber los tipos de técnicas utilizadas para ver las secuencias de ADN

  3. carencm15@hotmail.com'
    caren cañas..

    hola yo estudio criminalistica y quisiera saber si es posible identificar a una persona a partir de los huesos……
    yo se que si pero tengo que hacer una carpeta en base a eso…
    y quisiera saber si me pueden enviar informacion acerca de lo que les pregunte recien…..
    espero que si muchas gracias..

Dejar una Respuesta